jueves, abril 09, 2009

LA VISIÓN DE LUIS SALVADOR SOBRE EL CAMBIO DE GOBIERNO


Queridos amigos y amigas.

Si he decidido dejar un par de días desde el anuncio de la remodelación del Gobierno, ha sido, primero por escucharos, y como ya manifesté en Facebook y Twitter, daros las gracias y felicitaros por la enorme racionalidad de todos los comentarios, los de personas ideológicamente afines al PSOE, la de otras en la órbita del PP o de otros partidos, o aquellas que en un momento u otro puedan decantar su voto en distintas opciones. Todas han sido mesuradas, la mayoría crítico-constructivas.

En esta entrada quiero responder a algunas de las cuestiones que nos pueden asaltar cuando se trata de afrontar una crisis de Gobierno. La primera de ellas es porque se produce.

El PP se ha precipitado a decir que porque el anterior Gobierno era un fracaso. Y lo dicen ellos que se han tirado los últimos meses pidiendo permanentemente ese cambio. Y cuando se produce, dicen que el problema no eran los Ministros sino el capitán del barco. O un medio de comunicación afín a los conservadores como ABC, que el primer día amortiza ya el cambio de Gobierno por la forma en que se filtró su anuncio. Como si eso fuese a marcar la gestión del día a día de los distintos ministerios. Pero es que hoy a la derecha le resulta muy fácil lanzar frases gruesas anunciando catástrofes que luego no se producen, pero por las que no tienen que responder. Para ellos, el escenario político ideal es el actual, la crisis económica mundial que les permite todo el día echarle la culpa al Gobierno de todo lo que pasa en España, como si en el mundo todo fuese distinto. O cuando Zapatero participa en el G-20, recibe los halagos de Obama, y España juega un papel mediador que resalta su importancia, decir que al Presidente del Gobierno de España sólo le preocupan ahora los temas internacionales y no los que ocurren en su país. Como si el lío no viene de fuera, y las soluciones no tuvieran que ser también compartidas.

Dicho esto, el ajuste del Gobierno viene precedido de una coyuntura que ha desbordado las previsiones de todos los gobiernos del mundo, y a la que hay que dar respuesta adecuada, también desde las personas. Una crisis es también una oportunidad en la economía, pero también en la política.

¿MINISTROS POLÍTICOS O GESTORES?

Independientemente de los muchos detractores de la palabra política, a muchos de los cuales les gustaría ejercerla, la política es la que marca las reglas de la convivencia de una sociedad, es la que dice cómo va a funcionar la economía, o define el marco de nuestros derechos y deberes, de nuestra seguridad, de nuestras garantías, de los servicios que tenemos y podemos recibir, y en qué condiciones. Y debajo de la política está la gestión.

Un proyecto político debe ser eso, político, pero político de la Política con mayúsculas, y no simplemente gestor en la búsqueda de eficacias y eficiencias.

Los Ministros deben ser políticos, pues para eso ya tienen las Secretarías de Estado para ser político-técnicas, y de ahí para abajo, las Direcciones Generales y demás estructura, puestos en los que debe primar la gestión no exenta de saber interpretar bien la partitura política del proyecto al que están representando.

Y si no fijaros que cada vez que a un Ministro se le han denunciado errores, casi siempre llevaba precedida la alusión a su inexperiencia política.

Y es por ello que el fichaje de Pepe Blanco, Trinidad Jiménez y Manuel Chaves a mí personalmente me llene de tranquilidad en los momentos que vivimos porque sé que van a estar a la altura de las necesidades.


PEPE BLANCO

Ha sido el Secretario de Organización del PSOE que mayores cotas de tranquilidad ha aportado a la organización. Ha sabido interpretar siempre bien cuál era el papel que le tocaba jugar en relación al líder del partido, y hoy también del Gobierno, y a la autonomía que debía dejar a las distintas direcciones elegidas democráticamente dentro de la organización, en aras de mantener siempre el equilibrio. Destacando también en importancia su papel en la modernización del PSOE que hoy poco tiene que ver con el partido del año 2000. Hoy es el PP el que nos mira a nosotros para copiar y no al revés.

Su elección como Ministro de Fomento es todo un acierto porque pocos en este país, como él, han estado acostumbrados a negociar permanentemente con todos los territorios, lo que le ha llevado a tener una clara visión de Estado. Está en su mejor momento de madurez política y por tanto todo un acierto.

MANUEL CHAVES

Es fácil, hoy envueltos en la crisis, achacarle los problemas de la economía y del paro en Andalucía, lo que es mucho más oportunista que real. Manuel Chaves en sus sucesivos gobiernos ha contribuido al despegue de Andalucía como comunidad autónoma de vanguardia en España. Para analizar su gestión se tendría que ver que Andalucía cogió y cuál es la que deja. Y hoy nuestra tierra posee unos cimientos de futuro mucho más sólidos de los que ha tenido nunca. El primero la autoestima de no considerarnos inferiores a nadie, el segundo es ser una comunidad que habiendo realizado una apuesta por la modernidad como ninguna otra, ha conseguido que muchas de nuestras políticas aplicadas en estos años hayan sido reproducidas después en el ámbito nacional, al ser reconocidas como políticas de éxito.

Manuel Chaves con su acceso al Gobierno de la Nación, facilita el tránsito y la renovación del proyecto andaluz, al que me referiré en otra entrada, porque la renovación no tiene que ver únicamente con la cabeza el valor político de Griñán, que de paso digo que nadie en su sano juicio puede cuestionar, sino con el conjunto del proyecto. Y eso, nuestro Secretario General andaluz, lo sabe muy bien, y estoy seguro de que pondrá todo su esfuerzo para que este cambio sea todo un éxito, pues ahí se juega también la visión que de él se tenga en el futuro.

¿Y qué puede aportar Manuel Chaves en la política nacional?

Su enorme experiencia en remontar situaciones difíciles, su sensatez política y su capacidad para generar equilibrios. Estoy seguro que los mismos nacionalistas que hoy cuestionan su llegada, mañana tendrán menos motivos para sentirse descontentos.

TRINIDAD JIMÉNEZ

¿A Trini que es lo que se le achaca?

Haber sido fundadora de Nueva Vía, la misma a la que yo también pertenecí, igual que Pepe Blanco, Jesús Caldera, Juan Fernando López Aguilar, Jordi Sevilla, Carmé Chacón, etc…

Haber sido por tanto responsable de la modernización del PSOE, de que con el nuevo enfoque de toda la organización y con el liderazgo de Zapatero, hayamos ganados las dos últimas elecciones.

De haber estado disponible para enfrentarse a un monstruo de la política como es Gallardón, con el que ni Esperanza Aguirre con toda la fuerza del PP de Madrid ha conseguido terminar.

De haber sido siempre una pieza valiosa al proyecto y leal a disposición de lo que este le encargase.

Como Secretaria de Estado para Iberoamérica nadie puede destacar un error que la incapacite para desarrollar una magnífica labor como Ministra de Sanidad y Asuntos Sociales. Es más creo que desarrollará un buen papel ante tamaña responsabilidad.

ELENA SALGADO

El Presidente lo ha dicho, desde que le encargó la responsabilidad de ser Ministra en su primer ejecutivo, no ha parado de hacerlo bien, con discreción, con máxima capacidad para resolver cualquier situación. ¿Por qué no puede hacerlo también con Economía y Hacienda? Ella que también conoce ya el funcionamiento del conjunto del Gobierno.

Elena Salgado, hoy por hoy, es un valor seguro.

ÁNGEL GABILONDO

Primero una confidencia, el nuevo y flamante Ministro de Educación estaba citado para comparecer en la Comisión de Ciencia e Innovación donde debía de aportar su visión y propuestas para culminar el proceso de adaptación al EEES (Espacio Europeo de Educación Superior). Y se le había convocado porque se consideraba una de las personas de este país que más cosas podía aportar. Hoy esa comparecencia se ha suspendido. La realizará directamente como Ministro en la Comisión de Educación.

Sobre Ángel Gabilondo no hablaré yo que le conozco menos que los que se han hartado de lanzar piropos durante estos días sobre su respetada figura en el ámbito universitario, y su enorme capacidad para, en palabras suyas, “europeizar nuestra Universidad”.

ÁNGELES GONZALÉZ-SINDE

La hasta ahora presidenta de academia de las artes cinematográficas, es quizás, la mayor sorpresa, y también la que de partida más suspicacias ha generado en el mundo internauta.

Y aquí también quiero haceros otra confidencia, la nueva Ministra tenía pendiente una reunión de trabajo e intercambio de impresiones con el Senador Félix Lavilla, Portavoz socialista en la Comisión de Industria, Turismo y Comercio, y con un servidor, como Portavoz socialista de la Comisión de Ciencia e Innovación, para compartir nuestras respectivas visiones sobre la cultura, Internet, nuevos modelos de negocio, etc… Y no creo que ni Félix Lavilla, ni un servidor, seamos sospechosos de no defender los intereses del conjunto de los españoles para el adecuado desarrollo de la Sociedad de la Información y del Conocimiento en nuestro país. Tanto Félix como yo, somos internautas convencidos. Políticos que utilizamos la tecnología para acercarnos a la gente, para compartir, para recoger lo que la gente piensa y aplicarlo en la política.

Y dicho esto, quiero resaltar dos cuestiones que deben darle el margen de confianza necesaria para que pueda afrontar con la suficiente tranquilidad los retos que tiene por delante. La primera, que ella misma ha puesto ya de manifiesto que el diálogo debe de ser la fuerza motora de los acuerdos necesarios para que todas las partes puedan sentirse bien representadas por ella. La segunda, son las palabras de la Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, pues no se olvide que los Ministros no son versos sueltos, como Esperanza Aguirre, sino políticos integrantes del Consejo de Ministros donde todos tienen que rendir cuentas al Presidente, y desarrollar en sus Ministerios la política del Gobierno que no es otra que la que se aprobó en su día en el programa electoral del PSOE, que fue quien ganó las elecciones de 2008.

María Teresa Fernández de la Vega: “Somos muy sensibles a las reivindicaciones del sector de la cultura y todos sus agentes, y también a las de los internautas; la tarea es armonizar los intereses vinculados a la red, a la propiedad intelectual y a lo que se refiere a la creación audiovisual”.

Por tanto, queridos amigos y amigas, creo que sería bueno dejarle el suficiente margen de maniobra y confianza para que, sin visiones segadas de partida vengan de donde vengan, pueda llevar a buen puerto la indicación política de la Vicepresidenta del Gobierno de España. Pues aunque sea difícil aunar tantos intereses, a todos nos va mucho en ello.

COMPROMISO Y VALORACIÓN FINAL

Mi compromiso no puede ser otro que garantizaros que las “ideas fuerza” de vuestras aportaciones llegaran al Gobierno para que las pueda tener en cuenta.
Mi valoración del cambio de Gobierno, potestad exclusiva del Presidente del Gobierno, es globalmente muy positiva y confío en que el tiempo me dé la razón.
Sobre los Ministros salientes, especialmente acordarme de Magdalena Álvarez que aunque demonizada ha dado un salto importante al desarrollo de nuestras infraestructuras y a Solbes en cuyas manos yo si pondría mis ahorros, si los tuviera.

El PP seguirá criticando como hasta ahora, o un poco más si cabe, en Cataluña nos acercamos a unas elecciones autonómicas que influirán también en la postura de CIU en Madrid hasta que resuelvan las urnas, en Madrid el PNV, jaleado por el PP en las Cortes Generales, nos hará pasar unos meses difíciles. Aunque espero y deseo que la visión de Estado que siempre han caracterizado a CIU y el PNV terminen prevaleciendo, pues el juego de la democracia se resuelve afortunadamente cada cuatro años.

Así que si hay un momento en el que hace falta la política, POLÍTICA con mayúsculas, es este.

Política capaz de consensuar lo imposible, Política de Estado donde los problemas de los ciudadanos estén por delante de cualquier otra cuestión, Política para vencer a la crisis y hacer que España continúe por la senda de progreso de estos últimos lustros.

Y para ello, sinceramente creo que los ajustes en el Gobierno pueden contribuir a facilitar la recuperación, pero lo haríamos antes con una oposición responsable, y con todo el conjunto de la ciudadanía cerrando filas en torno a un único objetivo:

Vencer la crisis y volver a crear empleo. Lo demás se queda en el espacio de los intereses inconfesables.

Y eso ahora, no toca.

Luis Salvador
Senador por Granada
Portavoz socialista de la Comisión de Ciencia e Innovación

6 comentarios:

RAMON dijo...

Estimado Luis Salvador, yo también tengo esperanza y por supuesto, creo que la honestidad y el compromiso de los políticos, por lo que ... efectivamente debemos dar un margen de confianza.
http://ramonramon.org/blog/2009/04/09/esperanza-para-el-cambio-2%c2%aa-parte-confianza-en-luis-salvador/

Enhorabuena por el post y por tu blog, y sobre todo por el trabajo que estáis realizando 2.0.

Anónimo dijo...

Hola, soy Carmen y supe de tí por Facebook, no hace mucho te invité a ser mi amigo, aceptaste y desde entonces te leo. Respecto al nuevo gobierno, no me desagrada pero creo que el verdadero problema que tenemos es la comunicación con los ciudadanos y ciudadanas. En el blog de un buen amigo mío (que no veas todo lo que hace porque todo aquello que lleva a cabo el Psoe llegue a la gente de la calle) cuando comentó la nueva composición, primero le hice un comentario sobre las personas pero luego reflexioné y lo que le comenté fue lo siguiente (hago un copia y pega pues es un poco largo):
¿Está ZP quemando sus últimos cartuchos? El presidente del gobierno ha sido tan valiente que nos ha hecho ver que es el momento de poner toda la carne en el asador y que hay que luchar unas elecciones europeas que muchos dan por perdidas (toque de atención: no se va a jugar ni se renuncia a nada, hay que trabajar sin excusas). Un nuevo éxito de Rajoy sería un espaldarazo casi definitivo para encumbrar su imagen como líder de la oposición, una alternativa que empezaría a visualizarse si sumamos la victoria de Galicia y la posición de poder-chantaje que ostentan los populares en Euskadi. En el PP por primera vez en años creen en la victoria y la psicología cuenta y pesa mucho en el devenir de cualquier organización.
El nuevo organigrama tiene su lógica para dar respuesta a la crisis y sobre todo unos ciudadanos necesitados de respuestas. Los nombres tal vez no sea lo más importante, no servirá para nada el cambio de personas sin un cambio en la comunicación política del gobierno, cómo se venda el discurso será la clave del éxito o el fracaso del gobierno. El gobierno debe conectar de nuevo con los ciudadanos.
Las formas en política lo son casi todo y lo siento por los nostálgicos e idealistas. La política depende de variables como el tiempo, la oportunidad y la coyuntura económica y social. En la flexibilidad y la capacidad de adaptación-reacción está la clave. Hay que amoldar las ideas para que éstas cumplan su objetivo: impactar en el electorado.
No sirve de nada tener BUENAS IDEAS si: no llegan a los ciudadanos, no las entienden los ciudadanos y no generan emociones en los ciudadanos. Esto explicaría que el Partido Popular con el líder peor valorado de su historia y con un equipo en descomposición haya mantenido el tipo. Ellos dirigen su discurso en busca de contacto, la cercanía y la complicidad del ciudadano. Entienden que una cosa es comunicar y otra persuadir (un proyecto conservador puede aparecer como creible, atractivo y consolidado a los ojos del ciudadano).
Hay que utilizar la inteligencia ahora más que nunca. Si este gobierno no cambia su estrategia de comunicación y la forma que tiene de conectar con el ciudadano, estará condenado al fracaso. Obama se convirtió en candidato porque siguió una serie de reglas y sus asesores supieron venderlo y lo enseñaron a conectar.
El panorama actual no es nada halagüeño pero se puede revertir. Los socialistas han perdido la conexión con la calle, la crisis es un contratiempo pero no puede ser una excusa, se puede y se debe generar ilusión en tiempos dificiles (ahí es donde nacen los grandes líderes). Hay que hacer entender las propuestas propias y las que hace la oposición (para refutarlas). No entiendo como ningún miembro del gobierno o del partido no se ha prestado a debatir las recetas del PP para la crisis, se están otorgando muchas facilidades a la oposición.
Costaría poco desmontar toda la farándula económica. Al final los ciudadanos perciben que el PP tiene la receta y la solución y que nadies desde el PSOE parece negarlo o discutirlo (luego "será que tienen razón"). Al final el ciudadano se guia por pequeños detalles, por lo que parece, por lo que se mueve en la calle, en las cafeterías... si la mayoría piensa así, será que tienen razón. Una mayoría de ciudadanos indecisos deciden su voto basándose en aspectos superficiales y solo una minoría son los que realmente analizan el contenido del discurso.
Toda está en la forma. Hay que aparentar saber aunque no se sepa y con eso es suficiente, si se sabe, mucho mejor. Los ciudadanos no esperan razonamientos brillantes ni exposiciones magistrales, necesitan un puré que huela lo suficientemente bien para que tomen la primera cucharada. El objetivo primordial es encandilar a un ciudadano que te va a escuchar 30 segundos y si esos 30 segundos no son convincentes ni atractivos, dejará de prestarte atención.
Hay que vender los ideales, los principios, las propuestas pero no se puede renunciar a la importancia de la presentación pública, sería incompleto.
Este partido necesita un profundo empujón, una nueva forma de entender la política sin perder pasión pero cuidando al mismo tiempo los aspectos formales, comunicativos y persuasivos y la estrategia.
Urge una nueva concepción, reorganizar algunas prioridades ya que sería una pena tirar a la basura magníficas ideas, magníficos discursos e ideales porque nadies sabe venderlos.
Buena suerte para el nuevo gobierno.
Me duele comprobar como la gente no aprecia todo lo que se está haciendo desde el gobierno, cómo no les llega el mensaje y hasta en mi propia casa tengo que esforzarme por defender la gestión del gobierno socialista, lo cual ya empieza a ser preocupante cuando gente de izquierda está empezando sentirse embaucada por el mensaje de la derecha, ¿qué os pasa a los que estáis ahí? Espabilad o esto se acaba.
Por cierto, el blog de mi amigo no estaría de más que le echases un vistazo a los artículos de política (ya que es un blog personal y de política y va alternando las dos facetas). Su dirección: www.davidprogressista.blogspot.com
(Si tienes la suerte de compartir algun rato con Juan Fernando, le puedes decir que te ha hecho un comentario una amiga de Juana La Loca, él ya lo entenderá)
Salud.

Berta Chulvi dijo...

Luis, gracias por el análisis. Andando y viendo. Suerte y a seguir con esta utilización democrática y responsable de las nuevas tecnologías

MrTIC dijo...

Interesante e inteligente análisis.

Pero también partidista como es de esperar.

Y lo digo desde la perspectiva de quien no analiza el cambio desde la lógica interna del partido (y su toma del gobierno) y de una posible etapa post-ZP

Ahí entra "la vieja guardia", la guerra civil mediática de la izquierda, el TDT de pago...

Buenas noches y buena suerte. Era toda una declaración de intenciones de lo que se nos viene encima.

Muchos socialistas intentaremos evitar esa década del "(P)roteccionismo (P)ostfranquista" que asoma en el horizonte, pero el camino está sembrado de ocurrencias y falta de compromiso con las bases que no entienden las políticas neoliberales desde el único partido socialista que aún gobierna en Europa.

Pepe Castellanos dijo...

Muy bien Luis. Analisis perfecto. Yo personalmente quiero felicitar a Pepe Blanco, a Zapatero y a todo el PSOE, por haber sido nombrado Ministro un militante "no universitario", ya ERA HORA DE QUE LOS MÉRITOS DEL TRABAJO Y DE LA GESTIÓN, FUESEN TAN IMPORTANTES COMO EL PESO DE LOS TITULOS. No todos los universitarios saben gestionar, y hay "cosas" que no se aprenden en los libros.

Anónimo dijo...

Hola Luís,

Bueno todo esto resulta a poco más de lo de siempre: Cocina interna ...

A nosotros -ciudadanos, pymes etc ...- nos interesaría bastante más que se resolvieran algunos "detalles" urgentes como por ejemplo que se cumpla el papel de la banca en este país. Y que si pedirlo como favor a los bancos privados no basta que el Gobierno tome medidas YA, que estamos hablando de interés general !

Otra cosa, ya que se está "refundando el capitalismo" (!), tampoco estaría de más, teniendo en cuenta la situación, que sintiéramos que se toman en cuenta pensamientos, teorías de algunos de nuestros "mayores". Pienso en Keynes o en alguno que otro Nobel de economía ... Es que, bueno, que a estas alturas no sepamos claramente lo que os mueve ni a donde nos lleváis, acojona. La opinión no parece estar dispuesta en seguir dando cheques en blanco (sea a Salgado, sea a quién sea). Lo sabrás, nuestro temor es que estos cambios no sean más que una mera maniobra más para desviar la atención.

Tampoco estaría de más dedicarse en analizar la gestión que se ha hecho de nuestros impuestos (que se denuncia por ejemplo aquí, y en tantos otros blogs) antes que de creer que todo está resuelto porque se nos han entregado, como no, los adecuados chivos expiatorios (los ejecutivos de la finanza en este caso). Sea por intuición sea por conocimiento político real, ni somos tan tontos ni tan analfabetos políticos (esos trucos ya no funcionan, si es que algún día funcionaron).

Estar presente en comunidades virtuales se queda corto si sólo es para hablar de vuestra cocina interna, para eso una lista de correo bastaría, si sólo es para servir de portavoz al mensaje del Partido... Servirá de poco si no es para tener en cuenta la capacidad de democracia directa de este medio o considerar algo más los "líderes y hacedores de opinión" que la web 2 ha revelado y menos si sentimos que, al final, es para seguir escuchando en exclusiva a mismos grupos de presión de siempre.

Seguir ignorando las voces críticas que se expresan por estas nuevas vías nos están pasando factura a todos, y no solo a los profesionales de la política: Lo político, la democracia incluso, han perdido la relevancia que deberían tener haciendo esto pensar de nuevo en la teoría de Platón, en la República creo, sobre el circulo vicioso de como alternaban los régimes políticos ...

Saludos